Habrá acciones de control vectorial de Chagas en el departamento Río Primero  

General 14 de febrero de 2022 Por Redacción
Entre este lunes 14 y el 26 de este mes, en las localidades de Obispo Trejo, La Puerta, La Para y parajes cercanos, brigadas evaluarán la presencia de vinchucas dentro de la vivienda y alrededores.  
REGION OBJETIVO FOTO CHAGAS foto-chagas
Las brigadas realizarán acciones preventivas contra el Mal de Chagas. Foto: prensa.cba.gov.ar

En el marco de las acciones de prevención, vigilancia y control del Chagas que realiza el Ministerio de Salud de Córdoba, a partir del lunes 14 y hasta el sábado 26 de febrero, 12 técnicos del Programa Nacional de Chagas, en coordinación con el programa provincial, recorrerán las localidades de Obispo Trejo, La Puerta, La Para y parajes cercanos del departamento Río Primero, con el fin de inspeccionar viviendas y alrededores, realizar capturas de vinchucas (especie Triatoma infestans) para su análisis parasitológico y efectuar rociados selectivos o totales con insecticida, según corresponda, en aquellos lugares donde se detecta la presencia del vector.

El trabajo conjunto con las brigadas del Programa Nacional de Chagas apunta a complementar y a optimizar las acciones de vigilancia y control de la vinchuca que lleva adelante el Programa Provincial de Chagas en los 11 departamentos del área endémica de Córdoba. El objetivo es disminuir los índices de infestación dentro y fuera de las viviendas, evitar que estos insectos colonicen las unidades domiciliarias y lograr la interrupción de la transmisión vectorial en todo el territorio provincial, con la debida certificación que otorga la Organización Panamericana de la Salud.

Los integrantes de las brigadas visitarán los domicilios de lunes a sábados, y estarán identificados con una credencial personal, que incluye los logos del Ministerio de Salud de la Nación, nombre, apellido, foto y DNI.

Estos operativos están sujetos a las condiciones climáticas y, eventualmente, podrían suspenderse, postergarse o modificarse. En ese caso, se reprogramarán para otro día.

Se solicita la colaboración de la comunidad para permitir el acceso de las brigadas a los hogares, a los fines de que los técnicos puedan realizar el relevamiento correspondiente dentro de la vivienda y en gallineros, corrales, depósitos u otros espacios en los cuales pueda haber presencia de vinchucas.

Es importante aclarar que, para la evaluación y el rociado, no es necesario que las personas retiren camas, alimentos u otras pertenencias de sus viviendas.

Para cualquier consulta sobre los técnicos o sobre el procedimiento de vigilancia y control vectorial de Chagas que quieran realizar los habitantes de esas comunidades, se encuentran disponibles las vías de comunicación del Programa: teléfono 0351 – 434-4112/13 o correo electrónico [email protected]

Certificación

El Chagas es una infección causada por un parásito llamado Trypanosoma cruzi (T. Cruzi), que puede afectar al corazón o al sistema digestivo de las personas que la contrajeron. Existen diferentes vías de transmisión, pero las más frecuentes son la perinatal y la vectorial.

La perinatal o vertical, se produce de madre a hijo o hija durante el embarazo, cuando los parásitos atraviesan la placenta. Actualmente es la principal vía de generación de nuevos casos de esta infección en nuestro país y de la presencia de la infección en zonas no endémicas.

Por su parte, la vía vectorial se origina por la picadura de una vinchuca infectada que, al alimentarse de la sangre de una persona, defeca en su piel materia fecal contaminada con los parásitos que causan el Chagas. Cuando esa persona se rasca la picadura, esa materia fecal ingresa al organismo por la herida y, con ella, los parásitos.

Para lograr la interrupción de la transmisión vectorial de Chagas en la provincia de Córdoba y la correspondiente certificación emitida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), es necesario cumplir con ciertos requisitos basados en indicadores entomológicos, entre otros la ausencia de vinchucas en viviendas o alrededores, y vinculados al diagnóstico de la infección en niños y niñas menores de 5 años de edad. Además, es preciso garantizar que el sistema de vigilancia sea activo y permanente, con participación de la comunidad e involucrando las diferentes organizaciones y servicios generales de salud, entre otros requerimientos técnicos. La certificación se obtiene por medio de rigurosos procesos de monitoreo, evaluación y validación a cargo de los equipos técnicos de la OPS.

Te puede interesar